La Residencia de Mayores Cristo Roto vive a los Reyes Magos con la ilusión de la infancia

Con la ilusión de niños, volviendo a la más tierna infancia vivieron las personas mayores de la Residencia Cristo Roto unas jornadas mágicas navideñas, especialmente con lo relacionado a los Reyes Magos de Oriente.

Con adelanto a lo habitual, y por primera vez desde que en el pueblo de Gibraleón desfilaran en cabalgata SS.MM. los Reyes Magos de Oriente allá por los años 80 por iniciativa precisamente de Obras Cristianas, el 4 de enero algunos de los residentes salieron a ver la comitiva real acompañada de música, confeti, regalos y caramelos.

Con la ilusión y la fe en sus mentes, y haciendo explícitos sus deseos materiales e intangibles, el 5 de enero por la mañana recibieron la visita de Melchor, Gaspar y Baltasar con sus respectivos pajes, en un momento irrepetible acompañado de villancicos y regalos. Todos pudieron disfrutar de un presente de los Reyes de Oriente: bufandas para ellas, guantes para ellos. Los presentes en el acto, ya estuvieran trabajando o viviendo en la casa, vivieron con intensidad el momento.

Ya en el día de la Epifanía del Señor, en la que unos sabios de Oriente ofrecieron oro, incienso y mirra al Niño Jesús, en este caso Gaspar estuvo presente con su pequeño paje en la Residencia, ofreciendo regalos personales, de los que estaban, escritos o no, en las cartas de todos ellos. Regalos variados, provenientes de deseos, en muchos de los casos, sin diferencia a los de los niños. Porque qué mejor época que la navidad para volver a nuestros orígenes y a nuestra niñez más pura.

Deja un comentario